Psicólogos especialistas en tratar el Fracaso Escolar en Madrid

¿Qué es el fracaso escolar?

El fracaso escolar es la dificultad que presentan algunos niños y adolescentes para superar las distintas etapas del sistema educativo. Viene marcado por un rendimiento menor en comparación con un grupo de iguales, donde se espera que todos alcancen determinados hitos del aprendizaje. Puede darse desde un retraso en el aprendizaje durante el período infantil, hasta la ESO y el Bachillerato.

adolescentes-1

SÍNTOMAS DEL FRACASO ESCOLAR

En función de la etapa del ciclo educativo, los síntomas pueden ser:

· Etapa infantil:
En esta etapa no podemos hablar de fracaso escolar, pero es importante estar alerta ante distintas señales que nos puedan indicar el inicio de la pérdida de motivación o conflictos con compañeros. Las primeras experiencias son muy importantes en todos los niños, y es importante detectar si existe algún problema que pueda influir en la percepción del colegio que tienen los más pequeños de casa.

· Etapa primaria:
En esta etapa aparecen señales más marcadas, en las que los niños empiezan a rechazar colegio. Aparecen las primeras dificultades para seguir el ritmo de aprendizaje del grupo, lo cual puede generar frustración y los primeros sentimientos de fracaso. Es muy importante detectar si nuestros hijos comienzan a tener problemas para mantener la atención, concentración o controlar su inquietud motora, ya que puede estar manifestándose alguna dificultad añadida como el Trastorno por Déficit de Atención u otros problemas del aprendizaje.

· Etapa secundaria y Bachillerato:
Durante esta etapa la manifestación es mucho más marcada, ya que la complejidad del temario requiere un mayor esfuerzo y dedicación. Si existe una falta de motivación previa o surgen durante esta etapa las primeras dificultades, frustraciones y decepciones, y sobre todo, si no se manejan de manera adecuada y éstas acaban sobrepasando al adolescente, podemos estar ante algunos síntomas del fracaso escolar

CAUSAS DEL FRACASO ESCOLAR

Causas individuales:

  • Académicas: Se traducen en que la propia persona tiene cierta dificultad para integrar o aprender un contenido determinado. Esto puede desembocar en frustración, desmotivación o abandono.
  • Falta de habilidades para la regulación emocional: Los niños y adolescentes pueden carecer de habilidades para gestionar la frustración o enfado que puede surgir cuando no obtienen los resultados que esperaban y por los que, en muchos casos, se han esforzado.
  • Falta de estrategias adecuadas de afrontamiento o resolución de problemas: Cuando no poseemos estas estrategias, la desmotivación ejerce mucha más presión, por lo que el abandono suele ser la opción más fácil de seguir.
  • Altas capacidades: Se han dado casos en los que los niños presentaban un bajo rendimiento académico, porque el ritmo de aprendizaje grupal era inferior a su capacidad, por lo que el aburrimiento influye en el abandono de las tareas académicas.
  • Dificultades de aprendizaje: Trastornos neuropsicológicos como el TDA, TEA o problemas del aprendizaje como la dislexia o discalculia, pueden ser el detonante del fracaso escolar.

Causas de entorno:

  • Mensajes negativos: Muchas veces los mensajes que ponen en evidencia al alumno o que no reconocen su trabajo, todos ellos con una connotación negativa, pueden influir en la experiencia académica que se esta creando en el alumno.
  • Sobreexigencia: Tanto por parte de padres o profesores, la sobreexigencia y comparación con el grupo o hermanos puede afectar a la motivación del alumno.
  • Experiencias negativas: Pueden darse situaciones en el aula, en el hogar o incluso situaciones complicadas en el entorno cercano que entorpezcan la concentración, motivación y afecten al estado de ánimo del alumno.  

¿Cómo se trata el fracaso escolar?

El trabajo para afrontar el fracaso escolar es un trabajo conjunto, siempre en colaboración con el colegio y la familia. No existen una única fórmula para trabajar el fracaso escolar, pero lo más importante siempre es una detección temprana.

Es importante que los colegios tengan un plan de atención a la diversidad, ya que esto favorecerá que los niños y adolescentes puedan estar en un grupo diverso o con profesores de apoyo que atiendan a sus necesidades, especialmente, si el alumno presenta alguna dificultad relacionada con un trastorno neuropsicológico o dificultad del aprendizaje.

En algunos casos buscar centros de enseñanza alternativos, que utilicen metodología más práctica o que adapten el contenido curricular puede ser una de las mejores opciones, tanto para los alumnos que tienen altas capacidades como para aquellos que presentar más dificultades.

Finalmente, cuando se detecta que el alumno se encuentra ante dificultades individuales o circunstanciales que no es capaz de afrontar sólo, se trabaja en terapia o talleres psicológicos, donde se le proveerá de estrategias de afrontamiento, resolución de problemas, autoestima o abordaje del problema ante el que se encuentre (pérdida de un familiar, vivencia de una situación traumática… etc.).

3 CONSEJOS PARA AFRONTAR EL FRACASO ESCOLAR

Ayuda a tu hijo a superar el fracaso escolar y mejora su calidad de vida

En Cláritas adaptamos nuestros programas a sus necesidades

Seguimos contigo en nuestro blog

No te pierdas los artículos sobre Niños y Adolescentesescritos por nuestros especialistas

TIPOS DE TRATAMIENTOS

NIÑOS Y ADOLESCENTES

Dirigido a niños y a adolescentes menores de 18 años con dificultades psicológicas, conductuales, o problemas de aprendizaje.
Ver más

ADULTOS

El objetivo es facilitar el desarrollo y bienestar emocional del individuo ante cualquier trastorno de su vida adulta.
Ver más

PAREJAS

Tiene como finalidad aumentar el nivel de satisfacción en la relación, ayudando a mejorar la comunicación, la expresión de necesidades y la resolución de conflictos.
Ver más

FAMILIAS

Indicada cuando el objetivo es mejorar la capacidad de los miembros de la familia para apoyarse mutuamente, o gestionar una situación difícil para el conjunto de la unidad familiar.
Ver más

MAYORES

Tiene como objetivo fomentar la independencia y autonomía del individuo, así como su participación en la vida social, facilitando, de esta forma, un envejecimiento activo y saludable.
Ver más

ENCUENTRA TU PSICÓLOGO EN MADRID