Soledad

¿Qué es la soledad?

Cuando hablamos de una soledad no deseada, podemos encontrarnos ante un sentimiento de profundo vacío, desánimo, tristeza y desaliento. Se considera un estado mental, y se caracteriza por el profundo deseo de estar acompañado o ser importante para alguien.

El ser humano es un ser social. Necesitamos relacionarnos con nuestro entorno, y con las personas que están en él. Las relaciones interpersonales son fundamentales para tener un desarrollo óptimo de la personalidad.

Cuando el sentimiento de soledad se apodera de una persona, suele ser motivo de una falta de relaciones adecuadas que nos ayuden a sentirnos queridos, y formar parte de una comunidad.

Por último, no debemos olvidar que este sentimiento es independiente del número de personas que nos rodeen, puesto que se ciñe al terreno emocional. Es decir, podemos estar rodeados de personas y sentirnos completamente solos.

soledad-2

TIPOS DE SOLEDAD

Soledad contextual:

Aquella que no se extiende a todos los ámbitos de la vida, si no que queda limitada a un único contexto. Por ejemplo, alguien que no tenga amigos o conocidos en la facultad.

Soledad transitoria:

Aparece en situaciones concretas y no dura mucho más de un día. Por ejemplo, cuando aparece un conflicto en una relación amorosa o de amistad, puede surgir la sensación de que hay una barrera que nos separa del otro.

Soledad crónica:

Aquella que se perpetúa en el tiempo, manteniéndose en diferentes ámbitos de la vida de una persona. Ello no significa que no se pueda superar porque, de hecho, con las medidas adecuadas, puede desaparecer.

Soledad autoimpuesta:

Hay casos en los que la soledad es la consecuencia de un aislamiento que uno mismo ha decidido utilizar como elemento definitorio de su propia vida. Por ejemplo, personas con miedo a sentirse defraudadas por amigos o seres queridos, y que desarrollan actitudes de desconfianza hacia los demás.

Soledad impuesta:

Es consecuencia de una serie de privaciones a las que se somete a la persona en contra de su voluntad. Por ejemplo, puede ser causada por la falta de tiempo libre que genera una jornada laboral muy exigente.

Soledad existencial:

Se trata de un estado en el que la emoción de la soledad se mezcla con la duda existencial de para qué se vive y qué es exactamente lo que nos conecta a los otros.

5 CONSEJOS PARA COMBATIR LA SOLEDAD

El aislamiento puede llegar a ser muy dañino, pero también hay quien disfruta de él. Así pues, el primer paso para saber cómo superar la soledad es tener claro si realmente hay algo que deba ser superado.

Hay gente que, aunque no se dé cuenta, se siente sola porque en parte decide auto-excluirse de la vida social.

Despréndete de la idea de que es preferible superarlo todo por uno mismo. Hablar sobre cómo nos sentimos nos acerca a posibles soluciones a las que antes no teníamos acceso.

Aunque no te apetezca, oblígate a asistir a eventos sociales y, una vez allí, mantener una actitud proactiva. De esa manera aparecerá la oportunidad de asociar este tipo de actividades con experiencias positivas.

Evita a toda costa quedarte cavilando acerca de cuál es el mejor momento para intervenir, y limítate a decir lo que piensas de forma clara y firme.

Si necesitas orientación, contáctanos sin compromiso

TIPOS DE TRATAMIENTOS

NIÑOS Y ADOLESCENTES

Dirigido a niños y a adolescentes menores de 18 años con dificultades psicológicas, conductuales, o problemas de aprendizaje.
Ver más

ADULTOS

El objetivo es facilitar el desarrollo y bienestar emocional del individuo ante cualquier trastorno de su vida adulta.
Ver más

PAREJAS

Tiene como finalidad aumentar el nivel de satisfacción en la relación, ayudando a mejorar la comunicación, la expresión de necesidades y la resolución de conflictos.
Ver más

FAMILIAS

Indicada cuando el objetivo es mejorar la capacidad de los miembros de la familia para apoyarse mutuamente, o gestionar una situación difícil para el conjunto de la unidad familiar.
Ver más

MAYORES

Tiene como objetivo fomentar la independencia y autonomía del individuo, así como su participación en la vida social, facilitando, de esta forma, un envejecimiento activo y saludable.
Ver más

ENCUENTRA TU PSICÓLOGO EN MADRID