Los 6 trastornos del sueño más comunes y estrategias para dormir mejor

Dormir es un proceso biológico necesario para nuestra salud física y mental. Nos ayuda a consolidar nuevos recuerdos y a actualizar los antiguos, a favorecer nuestro bienestar emocional, a preservar nuestro sistema inmunológico y a mantenernos alerta y pensando con claridad. Sin embargo, dormir bien no es una tarea fácil y cada vez son más las personas que sufren algún trastorno del sueño.

Los trastornos del sueño no son una enfermedad grave en sí misma, pero pueden afectar a la vida social, laboral y/o académica de quien los sufre, y ser un factor de riesgo para el desarrollo de otras enfermedades. Además, pueden ser consecuencia de otros trastornos mentales, problemas respiratorios o cardiacos.

¿Cuáles son los trastornos del sueño más comunes?

1. Insomnio:

Las personas que sufren insomnio manifiestan insatisfacción por la cantidad o calidad del sueño asociada a 1) una dificultad para quedarse dormido, 2) una dificultad para mantener el sueño durante la noche con frecuentes despertares o problemas para conciliarlo nuevamente y/o 3) despertar precoz. Puede estar relacionado con trastornos de ansiedad o depresión.

2. Hipersomnia:

La hipersomnia es una dificultad para despertarse o mantenerse despierto durante el día, asociada a somnolencia y cansancio constantes. Puede estar relacionada con la depresión, así como con el abuso de sustancias.

3. Apnea del sueño:

Las personas con apnea del sueño experimentan pausas en la respiración durante periodos de al menos 10 segundos mientras duermen. Normalmente, se relaciona con fuertes ronquidos, obesidad y somnolencia diurna. 

4. Terrores nocturnos:

Los terrores nocturnos son episodios recurrentes de despertares bruscos por miedos durante el sueño, que aparecen generalmente durante el primer tercio del sueño y que comienzan con un grito de pánico. Hay un miedo intenso y signos de excitación como taquicardia, respiración rápida y sudoración durante cada episodio. Pueden estar relacionados con trastornos de ansiedad, situaciones de mucho estrés o traumas.

5. Síndrome de piernas inquietas:

Las personas con un trastorno neurológico de piernas inquietas tienen la necesidad de mover frecuentemente las piernas mientras duermen para aliviar un fuerte picor u hormigueo que les sube por las piernas.

6. Narcolepsia:

La narcolepsia es una enfermedad neurológica en la que de forma impredecible y repentina aparecen episodios de sueño durante la vigilia. Estos episodios suelen durar entre 2 y 5 minutos y pueden ocurrir en cualquier momento.

¿Cómo mejorar la calidad del sueño?

Los trastornos del sueño suelen mejorar con unos buenos hábitos de sueño, como los que aparecen a continuación:

  • Acostarse y levantarse siempre alrededor de la misma
  • Usar la cama únicamente para dormir
  • Mantener la habitación oscura, sin ruidos y entre 18 y 22 grados
  • Realizar siempre la misma rutina justo antes de dormir
  • Cenar al menos dos horas antes de acostarse
  • Hacer ejercicio físico de forma regular
  • Evitar siestas, cafeína o estimulantes

Además, si el trastorno del sueño está relacionado con otra problemática como ansiedad, bajo estado de ánimo o consumo de sustancias, la terapia psicológica puede ayudar a mejorar significativamente la calidad y cantidad del sueño. Si no estás consiguiendo el descanso que necesitas, en el Instituto Cláritas podemos ayudarte.  

Marta Mozas Alonso

Marta Mozas Alonso

Psicóloga General Sanitaria especializada en familias, adultos y TCA.

Enviar WhatsApp