Cómo nos vemos, influye en nuestra satisfacción sexual

Cuando hablamos de satisfacción sexual, se hace referencia al agrado subjetivo que una persona siente hacia aspectos personales y de relación de la vida sexual. Esta definición incluye tanto lo emocional y lo físico como la comunicación y la afinidad que existe entre las personas.

Múltiples investigaciones muestran, que la evaluación que las personas hacen sobre su físico esta relacionado con la frecuencia con la que se mantienen relaciones sexuales y la calidad de estas.

¿Quién sufre de insatisfacción sexual?

En personas con trastornos de la conducta alimentaría (TCA) se ha observado que muchas veces su autopercepción negativa sobre su peso e imagen condiciona la experiencia sexual. Por un lado, esta población se siente incómoda al mostrar el cuerpo desnudo y, muchas veces, a que este sea tocado. Por otro lado, sus pensamientos subjetivos sobre su físico como, por ejemplo: “¿Se dará cuenta de mi celulitis?”; “Cuando me vea desnudo no le voy a gustar…”, interfieren en el disfrute de las relaciones sexuales. Estas situaciones en concreto se asocian a una insatisfacción corporal generalizada.

Hoy en día, esta problemática no solo afecta a aquellas personas con un diagnóstico, si no que las redes sociales y estándares corporales inalcanzables han fomentado que la gran mayoría de las personas no tengan una buena valoración de su físico afectando directamente a la autoestima.

¿Qué afecta al grado de insatisfacción sexual?

La autoestima es la opinión subjetiva que tenemos de nosotros mismos, su construcción se basa en los pensamientos, emociones y experiencias que hemos tenido, uno de sus componentes clave es la imagen corporal.

La imagen corporal es el concepto que engloba como los seres humanos nos sentimos físicamente y como pensamos que nos ven los otros. Esta imagen corporal está influenciada por como nos relacionamos con los demás (a través de cumplidos o críticas), la valoración propia de lo que es atractivo y los mensajes que recibimos del medio.

Un ejemplo de esto sería, el papel del hombre y de la mujer en el plano sexual, marcados por grandes estereotipos. En el caso de los hombres con la idealización de un gran desempeño en el sexo, y en el de las mujeres con encontrarse siempre bellas y etéreas. Estas etiquetas sociales fomentan el malestar y una percepción negativa de la persona, que afecta en todos los ámbitos. Estas inseguridades y el miedo al juicio de los otros pueden hacer que, para muchas personas, mantener relaciones sexuales sea algo aterrador.

Una baja autoestima esta directamente asociada a problemas en el plano afectivo sexual como serían:

  • Mayor dificultad para llegar al orgasmo
  • Falta de deseo
  • Problemas con la erección
  • Aumento de las interpretaciones negativas de tu pareja ante cualquier acto o comentario

Por el contrario, una buena autopercepción de la imagen corporal afectara directamente en lo que veo, lo que pienso y lo que siento cuando veo mi cuerpo, y de esta forma podremos actuar con nuestro cuerpo de una forma sana y placentera.

¿Qué podemos hacer para aumentar nuestro grado de satisfacción sexual?

Cinco cosas que podemos hacer para que exista una mejor relación entre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad.

  • Relaciónate con personas que su vida no se centre exclusivamente en la imagen o en un canon de belleza. Comparte tiempo con amigos, que te ayuden a ver otras perspectivas más alejadas del físico.
  • Deja de centrarte en un único estilo de belleza. Los cánones de belleza son una percepción subjetiva, todo cuerpo es bello, aceptable y válido.
  • Aclara todas las dudas que puedan surgir tanto sobre tu cuerpo como sobre la sexualidad. En muchas ocasiones las inseguridades en este plano se deben a una desinformación o información incorrecta.
  • Dedícate tiempo a ti, muchas veces pasamos demasiado tiempo arreglándonos para otros y no tenemos ni si quiera unas palabras bonitas para nosotros mismos. Recuerda que, para poder disfrutar con otros, primero tienes que disfrutar contigo mismo.
  • Atrévete a marcar límites. El hecho de que a tu pareja le guste algo no significa que os gusten las mismas cosas, decir abiertamente lo que te gusta y lo que no, favorecerá la intimidad y la comunicación.

En el caso de que hayas probado varias de estas estrategias sin éxito y no consigas alcanzar el grado deseado de satisfacción sexual, en Cláritas podemos ayudarte a encontrar la raíz y a aumentarla. En muchos casos se necesita de ayuda profesional para poder trabajar la autoestima y/o las disfunciones sexuales asociadas.

ESTAMOS CERCA DE TI

Elige el tipo de sesión que más se adapte a tus necesidades y empieza ya a sacarte partido con Cláritas.