Estoy mal con mi pareja: Ese “runrún” que te quita el sueño

¿Estar mal con tu pareja es lo opuesto a estar bien? Parece que hay otros muchos matices que pueden afectar el estado de una relación. Existen muchos grises, no podemos agarrarnos al blanco o negro.

Quizás ese “estar bien” podría ser metáfora de remar juntos. Se entiende que las dos personas que conforman la relación no tienen por qué ser calcos para funcionar en pareja. No tienen por qué ir vestidas uniformadas, ni el remo debe de ser del mismo color y forma para conseguir sortear los rápidos del río o disfrutar del paisaje. Pero es cierto que tener un horizonte común (entre otras cosas) les ayudará a avanzar juntos. Una comunicación fluida, clara y sincera puede ser un buen punto de partida.

Pero si sientes que a día de hoy en tu pareja “ya nada es igual” y “las cosas parece que no funcionan”, puede que alguna de las causas habituales de crisis en la pareja se haya colado en vuestro día a día:

  1. Escasa comunicación en la pareja.
  2. Poco o nulo ocio compartido. Falta de tiempo de calidad en la pareja.
  3. Desequilibrio en el reparto de tareas. Dificultades o desacuerdos en la convivencia.
  4. Las expresiones de cariño o afecto en la pareja son menos frecuentes que antes. Problemas y tabúes en el ámbito sexual.
  5. Discusiones constantes que terminan tal cual empezaron. Es decir, sin ningún propósito de cambio.
  6. Los detalles y/o la ilusión han desaparecido en la pareja.
  7. El compromiso se tambalea, hay celos, infidelidades, etc.
  8. La definición de pareja ha cambiado en uno de los dos, o en ambos.

¿Es el momento de pedir ayuda?

Vamos a hacer un ejercicio de imaginación: Supongamos que dos personas se han unido y han formado una pareja. Pasado un tiempo, cada uno agarra con fuerza la punta de una cuerda. Ésta puede unirles, pero si la relación se enreda y en la cuerda se crea un nudo… o ambos se acercan para poder aflojarlo y ser capaces de construir una posible solución, o si cada uno tira en una dirección, el nudo no dejará de apretarse, haciendo que cada vez sea más complejo deshacerlo.

En el Instituto Psicológico Cláritas podemos acompañarte a ti y a tu pareja en este proceso. Si no estás satisfecho con la situación que estáis atravesando, o estás tratando de encontrar una solución pero te has “enredado”, nuestros programas de terapia de pareja o nuestras terapias individuales pueden resultarte de gran ayuda. En Claritas nos adaptamos a tus necesidades para ofrecerte el acompañamiento que necesitas.

ESTAMOS CERCA DE TI

Elige el tipo de sesión que más se adapte a tus necesidades y empieza ya a sacarte partido con Cláritas.