Desconfianza, celos e inseguridades: Grandes enemigos de una relación de pareja saludable

Antes de empezar a leer, os invito a haceros una pregunta: ¿qué debe tener una relación de pareja sana? Probablemente, a muchos de vosotros se os haya venido a la cabeza, entre las primeras, la palabra CONFIANZA. Y, es que, una relación sana no se puede construir sin la falta de ese pilar fundamental. Pero, esta es frágil y muchas veces se ve dañada o rota. Entonces, es cuando aparece su antagonista la desconfianza, que suele traer consigo celos o despertar inseguridades.

¿Qué genera la desconfianza?

Podríamos creer que algo muy grave como una crisis producida por una infidelidad es la que la genera, pero esto no siempre es así. Puede surgir por varios motivos, algunos de ellos:

  • Mentiras de todo tipo, aunque sean con temas sin aparente importancia.
  • Heridas o experiencias previas que nos puedan generar Muchas veces el tener experiencia previas dolorosas, bien sean de abandono, de maltrato o de infidelidad, que no están sanadas pueden generar desconfianza.
  • La falta de apoyo o atención en momentos claves para la pareja
  • Ruptura de acuerdos
  • Traiciones o infidelidades en la propia pareja.

Estos son algunas de las causas más habituales que pueden generar desconfianza en la pareja. Una vez las parejas o algún miembro de la pareja se encuentra en este punto llega la gran pregunta, ¿se puede restablecer o recuperar la confianza?

Desde luego no será una tarea sencilla, pero con el tiempo, con esfuerzo y con la ayuda necesaria se puede.

¿Cómo podemos recuperar la confianza o combatir los celos e inseguridades? 

  • Mantener una buena comunicación será la herramienta clave para ayudarnos a reconstruir la confianza. Poder tener un contacto fluido, hacer saber al otro cuando algo nos molesta o no nos hace sentir bien y, por supuesto, escuchar a la pareja y tratar de empatizar con él/ella.
  • Aprender a diferencia entre pasado o relaciones pasadas y presente o la relación actual. Si el motivo de desconfianza se ha dado en la relación pero se decide seguir hacia delante, tratar de perdonar y de no caer en reproches ni en el conflicto constante.
  • Ser sinceros el uno con el otro,nada de mentiras
  • Establecer unos límites y acuerdos de pareja claros con los que ambas partes estéis de acuerdo. Rercordando el respeto mutuo, la libertad individual y que la pareja no es una propiedad.
  • Evitar el control como las constantes preguntas, el chequeo Whatsapp, etc.
  • Fomentar la introspeccion, ir a la raíz de los celos ver si hay un motivo real o por el contrario es algo que está hablando más de uno mismo. También para poder discernir si la relación en la que me encuentro es la que quiero, si es una relación que puede sanar o, por el contrario, decidir si es lo mejor es poder tomar caminos separados
  • Buscar ayuda profesional, la terapia suele ser muy demandada en estos casos para poder sanar esas heridas que hayan podido dejar a su paso la desconfianza, los celos o las inseguridades, ya que por uno mismo suele costar avanzar. No es un camino fácil, si no que puede resultar largo y a veces incómodo, por eso es importante reflexionar y tomar la decisión de si se quiere recorrer o no.

Si estás experimentando estas emociones te invitamos a ponerte en contacto con nosotros, desde Cláritas te podemos ayudar buscando el mejor enfoque para ti o tu pareja y yendo a la raíz de cada caso, tanto si se quiere abordar como terapia de pareja o se prefiere hacer un proceso individual.

ESTAMOS CERCA DE TI

Elige el tipo de sesión que más se adapte a tus necesidades y empieza ya a sacarte partido con Cláritas.

Olga Fernández-Velilla Lapuerta

Olga Fernández-Velilla Lapuerta

Psicóloga General Sanitaria y Especialista en Terapia Familia
Olga Fernández-Velilla Lapuerta, graduada en Psicología por la Universidad Abat Oliba CEU y Psicóloga General Sanitaria y Especialista en Terapia Sistémica Familiar por la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid). Ha trabajado en diferentes ámbitos, especialmente con familias y ha investigado sobre la relación entre los pacientes que requieren cirugía bariátrica y la presencia de psicopatología y sobre el uso problemático de las nuevas tecnologías.