La importancia del autocuidado

Qué es

El autocuidado, una palabra muy de moda en la actualidad, ¿verdad? Pero, ¿qué es exactamente?

Podríamos definirlo como la capacidad de atender a nuestras necesidades físicas y emocionales. Nosotros somos responsables de nuestro bienestar. Eso no quiere decir que esté bajo nuestro absoluto control, ya que estamos a merced de factores externos que pueden alterar nuestro equilibrio.

No obstante, sí que es importante que nos responsabilicemos y que aprendamos a entendernos. Para ello, preguntas como: ¿Qué necesito en este momento de mi vida? ¿Qué necesito en mi día a día? ¿Puedo incorporar algún hábito que repercuta en mi bienestar? ¿Qué necesito de las personas que me rodean?

Parece, entonces, que la clave para un buen autocuidado es una adecuada introspección que derive en un mayor autoconocimiento.

Algunas pistas

En relación con el apartado anterior, aunque el autocuidado sea específico para cada individuo, podemos servirnos de teorías que nos ayuden a entender las necesidades humanas.

Para ello, hoy os traemos una herramienta de lo más utilizada en el mundo de la Psicología: la pirámide de Maslow. Abraham Maslow, desarrolló una teoría sobre la jerarquía de las necesidades humanas.

Os animamos a apoyaros en ella como base para la búsqueda de vuestras necesidades y que, así, podáis trabajar en ellas. Os vamos a ir describiendo diferentes niveles. Conforme se va escalando en la pirámide, las necesidades se van volviendo más sofisticadas.

Pirámide de Maslow

  1. Necesidades fisiológicas: este es el nivel más primitivo. Son nuestras necesidades más animales: alimentación, sueño, homeostasis… Pueden ser muy obvias, pero a veces nos olvidamos de ellas y eso deriva en muchísimo malestar. Son los cimientos de nuestro bienestar. Si crees que las estás descuidando, te animamos a que pongas más énfasis en ello.

  2. Necesidad de seguridad: este hace referencia a la tranquilidad que nos puede dar la seguridad de tener unos pilares sólidos (en lo laboral, vivienda…). No cabe duda de que es un nivel en el que merece la pena invertir.

  3. Necesidades de afiliación: las necesidades de esta área están relacionadas con la importancia de vincular con otras personas, tanto a nivel social, emocional y sexual. ¿Crees que puedes hacer algo para trabajar este sector de tu vida?

  4. Necesidad de autoestima: aquí nos acercamos a un nivel mucho más abstracto y actual. Conforme la especie humana ha ido evolucionando, sus necesidades han ido avanzando hacia una mayor complejidad. Esta es una necesidad que se ha hecho más notable en las últimas décadas.

    Consiste en cuanto se acerca nuestra realidad a nuestros ideales en cada una de nuestras áreas vitales. Es la sensación subjetiva de éxito, confianza, respeto…
  1. Necesidad de autorrealización: este es el nivel más complejo. Es la necesidad de sentir que hemos exprimido nuestro potencial y que, en consecuencia, estamos disfrutando de los resultados.

La terapia puede ser un recurso muy útil para ahondar en nuestras necesidades vitales. Te esperamos en el Instituto Psicológico Cláritas

Carlos Sánchez Polo

Carlos Sánchez Polo

Psicólogo especializado en niños, adolescentes y población joven
Carlos Sánchez Polo, graduado en Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid. Psicólogo General Sanitario en la Universidad de Comillas y especializado en Terapia Cognitivo-Conductual en población Infanto-juvenil. Experiencia con adultos, niños y adolescentes en diferentes clínicas y en el ámbito escolar. Muy enfocado en problemáticas de ansiedad. Además, colaboración como terapeuta en programas de reinserción de hombres penados por delitos de violencia de género.