Las Neurosis: tipos, diagnóstico y tratamiento

La neurosis representa un trastorno mental complejo y polifacético. Su rasgo distintivo es la experiencia de una angustia emocional significativa, que puede manifestarse en forma de ansiedad generalizada, miedos irracionales, pensamientos obsesivos, comportamientos compulsivos, estados disociativos y reacciones somáticas o depresivas.

Si no son tratados a tiempo, estos síntomas pueden afectar significativamente a la capacidad de un individuo para llevar una vida normal, perturbando sus relaciones personales y profesionales, así como su desenvolvimiento en el plano social.

De este modo, en este artículo te explicaremos qué es la neurosis, al igual que cuáles son sus síntomas, causas, además de los tipos que hay.

¿Qué es la neurosis?

La neurosis, también conocida como neuroticis o psiconeurosis dentro del campo de la psicología, consiste en un trastorno emocional negativo que suele presentarse de un modo prolongado en el tiempo y se manifiesta con angustia, ansiedad extrema y nervios constantes.

Así pues, esta no consiste en una condición psicológica, sino que se trata de un rasgo de la personalidad.

Por otra parte, la neurosis se diferencia de la psicosis porque en el caso de esta última, entre sus síntomas se pueden evidenciar delirios y alucinaciones.

En diversos casos, la psicosis suele ser un síntoma de trastornos como el trastorno bipolar, depresión grave o esquizofrenia, así como también se puede generar por el consumo de alcohol y drogas.

Síntomas de la neurosis

Con relación a los síntomas de la neurosis, quienes la padecen pueden tener algunas dificultades para controlar emociones, mostrando nervios, ira, celos, miedos, entre otros comportamientos y emociones.

Asimismo, las personas neuróticas suelen experimentar estados de ánimo depresivos, así como ansiedad, culpa y envidia de una manera mucho más frecuente que otras, mientras que las frustraciones que otros individuos consideran triviales, en estos se suelen tornar problemáticas e incluso acaban por generarles cierta desesperación.

De esta manera, en cuanto a los síntomas de la neurosis, podemos mencionar los siguientes:

Tendencia a la depresión

Las personas neuróticas tienen una personalidad neurótica y tienden a mostrar un ánimo depresivo.

Sensibilidad al entorno

Los individuos que tienden a la neurosis, pueden ser más sensibles a lo que los rodea, de modo que pueden percibir que algunas situaciones cotidianas son muy amenazantes y graves.

Timidez

Quienes experimentan neurosis, pueden ser personas muy tímidas y cohibidas en algunas situaciones sociales, mostrando tendencia a tener fobias y otros rasgos tales como pánico, depresión, agresión, negatividad, entre otros.

Inestabilidad emocional

Este trastorno puede conllevar una inestabilidad emocional, razón por la que hay algunos tipos de neurosis que suelen confundirse con problemas de salud mental.

Hay casos en los que los comportamientos neuróticos pueden ser por causa de problemas de salud mental e incluso, una persona cuya personalidad sea neurótica, puede desarrollar los siguientes trastornos:

  • Depresión.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo.
  • Trastorno de ansiedad generalizada.
  • Fobia social.
  • Trastorno de pánico.
  • Trastorno de estrés postraumático.
  • Trastorno de personalidad antisocial.

Además, las personas neuróticas pueden obsesionarse con sus propias emociones negativas y fracasos, sin importar si son reales o imaginarios.

Posibles causas de la neurosis

Las causas de las neurosis son bastante complejas de identificar porque parece que no suelen tener un origen físico, sino que este es emocional y psíquico. En este sentido, estas se encuentran relacionadas con aspectos como la poca tolerancia ante el estrés, frustración, cambios, entre otros.

Así pues, Sigmund Freud expuso que la neurosis consiste en una estrategia de afrontamiento que se causa por emociones que sin éxito se han reprimido en algunas experiencias pasadas, de modo que el recuerdo de estos sentimientos suele abrumar o interferir en el presente, haciendo que la forma de actuar cambie.

Tipos de neurosis

Según los síntomas que tenga cada paciente, puede tratarse de algún tipo de neurosis en particular, de tal forma que es posible exponer que existen diversas clases.

Algunos de los tipos de neurosis que hay son los siguientes:

  • Neurosis de ansiedad o de angustia: En la neurosis de ansiedad o de angustia, las personas manifiestan angustia y preocupación excesiva por cualquier motivo, pudiendo mostrar entre los síntomas aceleración del ritmo cardíaco, sudoración, vómitos, temblores, sensación de ahogo, trastornos gastrointestinales, entre otros.
  • Neurosis fóbica: La neurosis fóbica se caracteriza porque el paciente suele sentir ataques de pánico y sufre de fobias que son irracionales.
  • Neurosis depresiva: En el caso de la neurosis depresiva, se experimenta una tristeza muy profunda que por lo general viene acompañada de problemas de baja autoestima y apatía.
  • Neurosis histérica o de conversión: En la neurosis histérica o de conversión el paciente suele presentar síntomas físicos cuyo origen es psicológico.
  • Neurosis de combate o de guerra: La neurosis de combate o de guerra se produce como consecuencia de haber tenido un evento traumático, pudiendo presentarse con algunos síntomas como temblores, cefalea, amnesia, mareos, entre otros.
  • Neurosis obsesiva-compulsiva: En cuanto a la neurosis obsesiva-compulsiva, se suele caracterizar por mostrar compulsiones, así como comportamientos ritualizados que se ponen en práctica para paliar los estados de ansiedad.

¿Tiene tratamiento la neurosis?

Como tal, la neurosis representa un área crítica de preocupación dentro del campo de la salud mental, que requiere enfoques de tratamiento integrales y específicos para minimizar el impacto negativo de sus síntomas, siendo un trastorno emocional en el que las personas pueden experimentar envidia, culpa e ira.

Sin embargo, las personas pueden frenar todos los síntomas que tienen relación con la neurosis cuando se encargan de manejar adecuadamente el estrés y la ansiedad.

Consejos para manejar la ansiedad

Para manejar la ansiedad, se pueden poner en cuenta algunos consejos, tales como los siguientes:

  • Hacer ejercicios de un modo regular para controlar mejor los síntomas que se relacionan con un inadecuado manejo del estrés y la ansiedad.
  • Disminuir el consumo de cafeína y alcohol, ya que son bebidas que pueden empeorar el estrés y la ansiedad. Por el contrario, se recomienda beber diariamente más agua.
  • Tener una dieta equilibrada, cerciorándose de que esta sea rica en nutrientes, lo que contribuirá en el manejo de la ansiedad y el estrés.
  • Hablar sobre los problemas con personas de confianza en vez de guardarlos para sí mismos.
  • Cuidar la higiene del sueño, esto permitirá que no empeore la ansiedad o el estrés.
  • Escribir permitirá poder hacer un seguimiento de qué es lo que está ocasionando la ansiedad y con base a esta información, identificar posibles patrones que ayuden a determinar cómo se puede manejar mejor en una próxima ocasión.

Así pues, para abordar de una forma adecuada el tratamiento de la neurosis, puedes buscar el apoyo psicológico de uno de los psicólogos de nuestro equipo del Instituto Claritas y además, si quieres saber más acerca de diversas temáticas del ámbito de la Psicología, te invitamos a leer nuestro blog.

Fuentes

  • https://digitk.areandina.edu.co/bitstream/handle/areandina/5141/Proyecto.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • https://digibug.ugr.es/bitstream/handle/10481/62223/Tesis%20Doctoral%20Salud%20de%20Aguilar%20Gualda.pdf?sequence=4&isAllowed=y
  • https://mejorconsalud.as.com/neurosis-depresiva-sintomas-causas-tratamiento/
ESTAMOS CERCA DE TI

Elige el tipo de sesión que más se adapte a tus necesidades y empieza ya a sacarte partido con Cláritas.

Enviar WhatsApp