¿Cómo salir de una depresión?

Encontrar la manera de cómo salir de una depresión es ideal para que quienes la padecen puedan tener una vida sana y saludable en todos los ámbitos.

De este modo, en este artículo se expondrán algunos síntomas de la depresión, así como consejos que pueden ser muy útiles para superarla y comenzar a tener una vida plena.

¿Se puede salir de la depresión?

La depresión es un problema emocional que puede llegar a anular a un individuo, hasta el punto de que se agotarán sus energías y este no deseará hacer nada.

Según lo expuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la principal causa de discapacidad en los seres humanos.

Así pues, con respecto a cómo salir de una depresión, esta puede considerarse como una de las problemáticas que suelen ser más tratables y, por lo general, puede mejorar con el apoyo de un profesional en el ámbito de la Psicología y/o Psiquiatría e incluso, la intervención de ambos profesionales.

Síntomas de una depresión

Cuando las personas tienen un trastorno depresivo, este puede llegar a interferir con la vida cotidiana y afectar en su desempeño normal. Además, puede tornarse difícil no desanimarse o sencillamente, no querer salir adelante. Sin embargo, la buena noticia en todo esto es que sí se puede salir de una depresión.

De este modo, si bien no todas las personas que tienen depresión suelen padecer los mismos síntomas, por lo general es posible que manifiesten los siguientes:

  • Presencia de sentimientos de tristeza persistentes en los que las personas sienten vacío, pesimismo y desesperanza.
  • Experimentar inutilidad, impotencia y culpa.
    Pérdida de la confianza que se tiene en sí mismo e incluso en los demás.
  • No sentir el mismo interés que antes por llevar a cabo las actividades o pasatiempos que se disfrutaban.
  • Pérdida de la libido y con ello, el interés por tener relaciones sexuales.
  • Cansancio exagerado, incluso luego de esfuerzos pequeños y no tener la energía suficiente.
  • Problemas de insomnio; despertar muy temprano o dormir de manera excesiva.
  • Pérdida de la capacidad que las personas tienen para disfrutar.
  • Tener ideas de muerte e incluso intentos de suicidio.
  • Comer de forma excesiva o pérdida del apetito.
  • Malestares y dolores persistentes, tales como problemas digestivos, cólicos o dolores de cabeza.

Es importante remarcar que este listado de síntomas son una guía para que los profesionales de salud mental puedan entender la situación, pero no deben usarse como autodiagnóstico por parte del lector/a.

Tipos de depresión

La manifestación de síntomas depresivos puede ser indicativa de diversos trastornos, lo que obliga a los profesionales sanitarios a consultar el DSM-V o la CIE-10.

Así pues, pese a que los protocolos de diagnóstico, tales como el Inventario de Depresión de Aaron Beck (BDI) son fundamentales para evaluar a los pacientes, no son concluyentes a la hora de determinar un diagnóstico.

En este sentido, el BDI, un cuestionario muy utilizado, evalúa una serie de factores para calibrar el estado del paciente, de modo que, el diagnóstico de depresión, supeditado a otros exámenes y evaluaciones psicológicas, puede establecerse basándose en los resultados del BDI.

De esta forma, en cuanto a los tipos de depresión que hay, podemos mencionar los siguientes:
Trastorno depresivo grave o depresión grave
En particular, el trastorno depresivo grave o depresión grave incapacita a las personas, impidiéndoles llevar a cabo diversas actividades cotidianas.

En este se presentan un conjunto de diversos síntomas combinados que interfieren con la capacidad para estudiar, dormir, trabajar, comer y disfrutar de actividades que antes resultaban placenteras.
Trastorno distímico o distimia
El trastorno distímico o distimia es uno de los tipos de depresión más comunes. Los síntomas pueden durar dos o más años, pero si bien no suelen incapacitar a la persona, pueden impedir que se sienta bien o desarrolle una vida normal.

A lo largo de la vida, estos individuos que la manifiestan, pueden padecer uno o incluso más episodios de depresión grave.
Depresión psicótica
Cuando una enfermedad depresiva grave se encuentra acompañada por un tipo de psicosis, tales como alucinaciones, ruptura con la realidad o delirios, se trata de una depresión psicótica.
Depresión postparto
La depresión postparto se genera cuando, dentro del primer mes luego de que haya sucedido el parto, se manifiesta un episodio de depresión. Puede observarse de manera frecuente debido a que suele afectar entre un 10 % y 15 % de las madres.
Trastorno afectivo estacional
El trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que tiene la particularidad de que surge en invierno, cuando las horas de luz solar disminuyen y tiende a desaparecer en verano y primavera.
Trastorno bipolar o enfermedad maníaco-depresiva
En el trastorno bipolar o enfermedad maníaco-depresiva, hay cambios cíclicos en el estado de ánimo. Los mismos pueden comprender desde momentos de una gran alegría o máxima energía, al igual que es posible evidenciar otros estados de ánimo muy bajos, tal como la depresión y viceversa, pero este no es tan usual como la depresión grave ni la distimia.

Fuentes

https://slack.com/intl/es-ve/blog/collaboration/mastering-time-management-at-work

https://www.sodexo.es/blog/estrategias-gestion-tiempo/

Aprende a gestionar tu tiempo

ESTAMOS CERCA DE TI

Elige el tipo de sesión que más se adapte a tus necesidades y empieza ya a sacarte partido con Cláritas.

Enviar WhatsApp