Cuando la ansiedad aparece sin aviso

A veces la ansiedad surge como reacción a algún evento externo. Si tienes pánico escénico, por ejemplo, la ansiedad aparece a la hora de hablar en público. O si te da miedo ir al médico, sentirás ansiedad el día antes de ir. La ansiedad también puede aparecer a raíz de un pensamiento concreto, por ejemplo, cuando piensas acerca del futuro.

Otras veces, en cambio, la ansiedad aparece sin ningún motivo aparente. Surge de repente, de manera abrupta y sin avisar, y cuando llega arrasa con todo. Toma el control de tu cuerpo y de tu mente. Hace que tu corazón se acelere, te quita el aire e incluso te hace sentir mareado.

Hay una sensación de que algo malo puede ocurrir incluso estando en un lugar seguro. El miedo que se siente es tan grande que hace que tengas que dejar de hacer lo que hacías. O puede que te obligue a salir del lugar donde estabas.

Cuando la ansiedad aparece de manera abrupta y los episodios son muy intensos, es posible que se trate de un trastorno de pánico.

¿Qué es el trastorno de pánico?

El trastorno de pánico surge cuando se desarrolla un miedo a sufrir ataques de ansiedad. Es una especie de “miedo al miedo”. Cuando la persona nota que empiezan a aparecer síntomas de un ataque de ansiedad empieza a angustiarse. Se genera así un bucle que va en aumento hasta que se cumple lo que más se temía: el ataque de ansiedad aparece.

Quienes sufren trastorno de pánico temen que puedan llegar a sufrir un desmayo o incluso morirse. No saben cuándo aparecerá su próximo ataque de ansiedad, y esto les impide vivir con normalidad. Los ataques de ansiedad son tan desagradables que se hace todo lo posible para que no aparezcan. La persona empieza a dejar de hacer cosas por miedo a sufrir un ataque. Deja de  ir a aquellos sitios en  los que teme que no le puedan ayudar si se desmaya, como por ejemplo lugares cerrados o aglomerados. Y así, poco a poco, termina por convertirse presa de su propia ansiedad. Si se desarrolla un miedo excesivo a estar en lugares públicos, puede derivar en un trastorno de agorafobia.

La ansiedad es un enemigo muy difícil de vencer. Y es que, cuanto más luchamos contra ella, más ansiedad nos causa. Entonces, ¿cómo conseguimos que desaparezcan los ataques de ansiedad? La siguiente metáfora quizá te ayude a comprender el problema.

La metáfora que te puede ayudar a lidiar con la ansiedad repentina

Cuando la ansiedad aparece sin motivo es como un vecino que aparece en tu fiesta sin que le hayas invitado. Ha entrado a la fuerza, y una vez dentro es muy molesto. Habla mucho, por encima de todo el mundo, e intenta imponer su opinión siempre. Y aunque intentas que se vaya por todos los medios posibles, él sigue queriendo estar ahí. Su objetivo es que todo el mundo en la fiesta le haga el mayor caso posible.

La ansiedad es como ese invitado que te cae mal y que quiere arruinarte la fiesta. Quieres que salga de tu casa, pero te está resultando imposible. ¿Qué opciones tienes? Puedes intentar echarle a la fuerza, pero él se resiste. Luchar contra la ansiedad es tan agotador como pelear contra un muro. También puede que decidas nunca más hacer fiestas en tu casa. Pero entonces, estarás dejando de hacer algo que disfrutabas, y no deberías dejar de hacer cosas por miedo a sentir ansiedad.

La única opción que queda es ignorarlo. Será difícil porque su objetivo es sabotear la noche, pero tú eres más fuerte que él. Decides no darle mayor importancia y seguir atendiendo al resto de invitados. Al principio patalea y grita, pero al cabo de un tiempo, con suerte, se cansa y se va.

¿Cuándo buscar ayuda?

Por supuesto, es muy difícil ignorar algo que no te deja vivir en paz. La ansiedad causa mucho sufrimiento en quienes la padecen e incluso puede llegar a afectar a sus relaciones más cercanas. Aunque esta metáfora te puede ayudar a entender mejor el problema, es posible que la ansiedad no desaparezca con sólo ignorarla.

Si la ansiedad te impide llevar a cabo tu vida de manera normal, no dudes en buscar ayuda psicológica. En Cláritas podemos ayudarte con un tratamiento psicológico personalizado. En estas sesiones de psicoterapia aprenderás técnicas y maneras de lidiar con los ataques de ansiedad. Además, comprenderás de dónde proviene la ansiedad y obtendrás las herramientas necesarias para que en un futuro no vuelva a aparecer el mismo problema.

ESTAMOS CERCA DE TI

Elige el tipo de sesión que más se adapte a tus necesidades y empieza ya a sacarte partido con Cláritas.

Alejandra de Pedro

Alejandra de Pedro

Psicoterapeuta humanista
Alejandra de Pedro González, graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad Pontificia de Comillas. Máster en Terapia Humanista Experiencial y Terapia Focalizada en la Emoción por la Universidad Pontificia de Comillas.