5 ideas para mantener viva la relación sexual en pareja

Lo que normalmente denominamos pasión, o la “chispa” en nuestra relación de pareja, es algo que en ocasiones cuesta mantener encendida. Hay muchos factores que pueden influir en que esto ocurra, como el nacimiento de los hijos, mucha carga de trabajo, el estrés…

Además, puede generar sentimientos de angustia, porque muchas veces no entendemos por qué están disminuyendo los encuentros sexuales. Pueden aparecer dudas sobre si la relación ha dejado de ser estable, si sentimos atracción sexual por nuestra pareja, o si esto puede suponer la ruptura.

Hay ciertas situaciones que son estresantes para la gran mayoría de la gente, y en ocasiones pueden verse traducidas en la evitación de la relación sexual. El exceso de trabajo, los problemas que puedan tener los hijos, las crisis económicas, las enfermedades o fallecimientos de familiares, etc., pueden generar que uno o ambos miembros de la pareja dediquen su tiempo a otras cosas, y que en algún momento quede la sexualidad en un segundo plano.

Esto no significa que la relación no funcione, o que no pueda volver a retomarse la pasión y el deseo por el otro. Lo único importante es que ambos miembros de la pareja tengan intención de mejorar la situación y de reavivar las relaciones sexuales.

Estas 5 ideas pueden ser útiles para volver a entrar en contacto con la sexualidad en pareja:

  1. Agendar el encuentro sexual: Aunque parezca que esto le quita la “magia” a la relación, lo que estamos buscando es que los encuentros de produzcan. La falta de tiempo es muchas veces el factor más importante, por lo que hay que encontrar ese tiempo para mantener la relación.


    Será bueno encontrar un momento juntos de intimidad (después de duchar a los niños, al meterles en la cama, después de cenar…), para que surja la oportunidad de tener la relación sexual.

  2. Comunicarse de manera asertiva: Hacemos mucho hincapié en la comunicación, porque nos ayudará a transmitir lo que queremos desde el respeto y la empatía, y además poder entender también a nuestra pareja. La comunicación asertiva funciona al explicar qué sentimos, por qué lo sentimos, y cómo podría solucionarse.


    En los encuentros sexuales, es importante rechazar la actividad sexual no deseada, además de guiar a la pareja y dar mensajes en positivo (cambiar “esto NO me gusta” por “me gusta así”, mientras guiamos).

  3. Cultivar fantasías y deseos sexuales en pareja: Esto se puede hacer también de manera individual, pero en este caso es bueno hacerlo en pareja. Para hacerlo de manera más dinámica y que no parezca una obligación o algo incómodo, cada miembro de la pareja puede escribir cuáles son sus fantasías o deseos sexuales. Una vez a la semana, se elige uno al azar y se realiza la fantasía, siempre y cuando ambos estén de acuerdo y no se juzgue al otro.

  4. Juegos sexuales o de rol: Para desconectar de la rutina y dejar a un lado los factores estresantes de nuestra vida cotidiana, se puede improvisar un juego de rol. Fingir que es la primera cita, simular un encuentro casual, disfrazarse o actuar como personas diferentes, pueden ser juegos muy estimulantes para la pareja. Además de activar nuestra imaginación, les da un toque divertido y diferente a las relaciones sexuales.


    La introducción de juguetes sexuales puede también animar y propiciar el encuentro sexual. Al estar incluyendo algo distinto y erótico, puede que nos sintamos más atraídos a la hora de mantener la relación sexual.

  5. Dedicar tiempo al contacto físico: Encontrarse de una manera íntima y física puede desencadenar que tenga lugar la relación sexual. Aquí hablamos de darse tiempo para un baño juntos, un masaje con aceites, caricias, o cualquier tipo de encuentro físico que se pueda disfrutar en pareja.

Trabaja la relación sexual en tu pareja y recupera el bienestar

En Cláritas contamos con psicólogos expertos en terapias para tratar cualquier problema que pueda surgir en la pareja y que pueden ayudarte a recuperar un bienestar pleno.

ESTAMOS CERCA DE TI

Elige el tipo de sesión que más se adapte a tus necesidades y empieza ya a sacarte partido con Cláritas.

Paula García-Hirschfeld

Paula García-Hirschfeld

Psicóloga General Sanitaria
Graduada en Psicología por la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid), especializada en Psicóloga General Sanitaria en el Centro Universitario Villanueva (Madrid) y en Terapia de Pareja y Sexología Clínica por ISEP (Madrid). Actualmente especializándose también en Terapia de Duelo (AESPSIS). Ha trabajado como terapeuta en diferentes áreas, como la intervención en crisis y emergencias, atención y orientación telefónica, terapia presencial y online, o psiconeurología, con población adulta e infanto-juvenil. Ha investigado sobre la relación entre el trauma y las disfunciones sexuales, y los posibles tratamientos alternativos para el vaginismo.