Celos entre hermanos

La llegada de un nuevo miembro a la familia es un evento muy llamativo y que inevitablemente conlleva muchos cambios para todos los integrantes.  Muchos niños esperan ansiosos la llegada de su hermanito, ya que se les comenta que van a tener a alguien con quien podrán jugar y entretenerse. Nada más alejado de la realidad, efectivamente tendrán a un acompañante con quién deberán compartir sus juguetes, espacio, cariño y atención de todas las personas que les rodean.

Lo que en un principio se planteó como algo que les iba a favorecer poco a poco los niños identifican que es algo que en cierta parte les está perjudicando. A medida que el segundo o tercer o cuarto hermano va creciendo, hay que compartir más cosas y las comparaciones aparecen. Con las comparaciones surgen los celos, tanto materiales como emocionales, al dejar de ser el centro de atención o al tener que compartirla con otro hermano más.

5 trucos para gestionar los celos entre hermanos

  1. Proporcionar un rol a cada hermano: los niños al igual que todas las personas, buscamos encajar en una identidad, en un rol en el que nos sintamos seguros y podamos saber cómo comportarnos y el papel que desempeñamos en el mundo. En el caso de los niños pequeños, su mundo es su familia, por lo que va a buscar siempre tener un rol determinado, ser “el listo”, “el bueno”, “el que ayuda” o incluso roles negativos, ya que cualquier rol es mejor que no tener ninguno. Debemos ser conscientes de que esto va a ocurrir por lo que podemos ayudarle a tener un rol, un rol en el que se sienta cómodo, válido y escuchado.

  2. Incluirles a la hora de prestar atención a sus otros hermanos: muchas veces con la rutina diaria donde apenas hay tiempo para pararnos un momento, descuidamos a uno de los niños porque otro necesita más atención en ese momento. Para evitar que en esas situaciones surjan los celos, podemos intentar incluirles y hacerles sentir útiles, por ejemplo, pidiéndoles que nos acompañen a bañar su hermano, o cuidando de ellos. Si no quieren formar parte de la actividad pueden no hacerlo, pero les habremos ofrecido que si quieren lo hagan.

  3. Elogiar la etapa en la que se encuentran y reforzar la idea de que agradecemos tenerles con nosotros: muy relacionado con el rol que ocupan los hermanos, los niños necesitan reforzar y reafirmar la función que tienen en casa y cómo son percibidos por nosotros. Es importante señalar lo mucho que nos ayudan, lo agradecidos que estamos por contar con su apoyo y los beneficios de ser hermano mayor o menor. Cuando les damos estas pequeñas pistas de lo importantes que son para nosotros se sienten útiles y válidos, un sentimiento que es muy importante que incorporen desde edades tempranas.

  4. Entrenar a nuestros familiares y amigos: uno de los puntos conflictivos en los celos entre hermanos es la lucha por la atención de otras personas, y es que cuando aparece un nuevo hermano o son mayores pero son el centro de atención, surge la sensación de desplazamiento. Normalmente es una sensación acompañada de tristeza que puede desembocar en enfado. Para evitar que esto se produzca es importante que hablemos con nuestros familiares y amigos cercanos para que intenten no centrar la atención en el nuevo miembro de la familia. Si esto es complicado podemos intentar compensar nosotros ese foco de atención en uno de los hermanos y recoger las necesidades de los hermanos que estén menos atendidos en esos momentos.

  5. Explicar los cambios reales que surgirán cuando viene un nuevo hermano: es importante que los niños no solo conozcan los beneficios de tener un hermano, sino que también sepan que al ser un niño pequeño necesitará de más cuidado y atención que cuando vaya creciendo. Para intentar minimizar este efecto realizaremos lo mencionado anteriormente, incluyéndole en las actividades, pero también es importante mantener lo máximo posible la rutina, para que los cambios afecten lo menos posible. 

Poner todas estas tareas en práctica no siempre es sencillo, por lo que si necesitas ayuda a la hora de hacerlo o tienes dudas sobre si lo estás haciendo bien, no dudes en contactarnos.

Josselyn Sevilla Martínez

Josselyn Sevilla Martínez

Psicóloga General Sanitaria
Josselyn Sevilla es graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, ciudad en la que realizó el Máster de habilitación sanitaria y Máster de especialización en niños y adolescentes por la Universidad Pontificia de Comillas. Ha trabajado como terapeuta en distintas áreas como la reinserción social, discapacidad intelectual y población general, y en distintos ámbitos de la investigación como el tabaquismo, el estudio del proceso terapéutico y la soledad no deseada para Madrid Salud (Ayuntamiento de Madrid).

Enviar WhatsApp